lunes. 23.04.2018 |
El tiempo

El 60% de los delitos viales se deben a la conducción bajo los efectos del alcohol o drogas

El 60% de los delitos viales se deben a la conducción bajo los efectos del alcohol o drogas

Los que se confiesan como los que más quebrantan la Ley vial son los hombres de 18 a 24 años, aunque los más condenados tienen edades entre 41 y 50. El 97,4% de los conductores que se encuentran en la cárcel por un delito en este ámbito son hombres aunque las penas más repetidas son la privación del permiso y multa judicial.

El principal aprendizaje en materia vial tiene que tender a reducir los conductores que conducen bajo los efectos del alcohol o las drogas ya que, pese a las campañas de concienciación por parte de las diferentes administraciones, este delito supone más del 60% de la totalidad, seguido por otro tipo penal como conducir sin carné, en muchas ocasiones porque se le ha quitado anteriormente debido a otros delitos. Este tipo delictivo llega al 27% de los casos. 

Sin embargo, a lo anterior también habría que sumar el 3,5% que se niega a realizar las pruebas de alcoholemia o de drogas. El resto, hasta llegar al 100%, se debe al delito de provocar un grave riesgo para la conducción, en torno al 7%, según la encuesta realizada por la Fundación Línea Directa. 

En cuanto a los ingresos efectivos en prisión, además, la población reclusa por estos delitos ronda en la actualidad las 1.200 personas, siendo la conducción sin carné, con casi el 40% la causa más habitual, seguida por el homicidio imprudente, que cuenta con el 22 % de la totalidad de los casos en materia de seguridad vial.

El perfil del delincuente

Discrepancias hay entre los que se confiesan como conductores que quebrantan la Ley y los que finalmente son los más condenados. En el primero de los casos se encuentran los hombres jóvenes, de entre 18 y 24 años, y en el segundo, los hombres de entre 41 y 50 años. Lo que sí parece claro es que son los hombres los que más condenados son. De hecho, el 97,4% de los presos por delitos viales son hombres, aunque las penas más habituales son privación del permiso y multa judicial, ambas en torno al 42 %, mientras que las multas económicas suponen el 32 % y los trabajos en beneficio de la comunidad, el 26 %. 

Además, los potenciales delitos por exceso de velocidades parecen ser más frecuentes de lo que finalmente son condenados. De hecho, más de un millón de personas, en torno al 1,2, reconocen haber conducido alguna vez a más de 200 kilómetros por hora mientras que las sentencias por este comportamiento apenas suponen el 0,6 % del total de los casos.

Comentarios
Lo más