domingo. 22.04.2018 |
El tiempo

Juan Antonio Haedo: “Es muy importante volver a esos orígenes de ayuda a los hermanos”

Juan Antonio Haedo: “Es muy importante volver a esos orígenes de ayuda a los hermanos”

El presidente de la Hermandad Penitencial del Espíritu Santo atiende a zamora24horas en la jornada en la que el desfile procesional que él dirige sale a las calles de la capital zamorana. El máximo dirigente analiza la situación de su cofradía, las novedades más importantes de este año, la salud que atraviesa la Junta Pro Semana Santa y también evoca alguno de sus recuerdos más antiguos relacionados con el desfile procesional.

¿Cuál es la salud de la Hermandad Penitencial del Espíritu Santo?

Es una Hermandad completamente consolidada en la Semana Santa de Zamora. Hemos querido, desde mi mandato, regresar a esos orígenes en cuanto a la obra social, y todo va marchando según lo que deseamos. A día de hoy abrimos campañas tanto en primavera, como en verano, otoño e invierno. Ahora hemos estado con la recogida de alimentos, productos de limpieza y ropa durante toda la cuaresma. Se trata de recaudaciones que hacemos para aquellos hermanos de la Hermandad que lo necesite, pero también para la gente que vive en nuestra parroquia. Creo que eso es muy importante que se vuelva a esos orígenes de ayuda a los hermanos.

¿Qué novedades trae este año la Hermandad?

Este año no tenemos novedades. El año pasado, al ser el año de la misericordia, entramos en la Catedral, y este año retomamos el recorrido habitual.

¿Cómo ve el futuro de la Junta Pro Semana Santa?

Es un ente al que le veo muy buena salud a pesar de las discrepancias que hay. La Junta Pro Semana Santa tiene que ser una y atenerse a lo que diga la mayoría. Si la mayoría acuerda un determinado camino a recorrer, todas debemos atenernos a ese camino. Es un órgano democrático y hay que atenerse a las decisiones de la mayoría.

¿Qué recuerdo guarda con especial cariño de su Hermandad?

Fui de los fundadores de la Hermandad. El primer recuerdo que tengo es el de cargar con el Cristo el primer año. Fue muy especial porque tuve el privilegio de cargar la imagen en el primer desfile. A pesar dela paliza que nos dimos, porque estábamos muy mal nivelados, fue un recuerdo imborrable.

Comentarios