sábado. 21.04.2018 |
El tiempo

Los jóvenes, y los vecinos, se preparan para el macrobotellón de Jueves Santo

Los jóvenes, y los vecinos, se preparan para el macrobotellón de Jueves Santo

El ‘botellón’ de la discordia se celebra esta madrugada del Jueves al Viernes Santo en el parque de San Martín. Efectivos de seguridad velarán en la zona para que la fiesta afecte lo menos posible a los vecinos. Unos vecinos que, junto a gran parte de la ciudadanía de la capital, se muestran contrarios a permitir esta práctica. Baños portátiles y contenedores tratarán de incitar el civismo entre los jóvenes que participan en esta actividad. Los servicios de limpieza se pondrán a trabajar en el amanecer del Viernes Santo para intentar dejar el parque en buenas condiciones.

Es sin duda uno de los puntos de gran discordia en la Semana Santa de Zamora. Mientras vecinos de la provincia y turistas velan el cuerpo de Cristo yacente, a escasos metros del punto neurálgico de la Pasión zamorana un nutrido grupo de jóvenes disfrutan de la noche en un macrobotellón que se organiza desde hace años en el parque de San Martín. 

La discordia llega cuando los vecinos de la zona piden al Consistorio que prohíba esa concentración de jóvenes consumiendo alcohol en la vía pública. Una prohibición que desde el Consistorio no se ha podido llevar a efecto durante los muchos años que ese parque lleva siendo lugar de reunión de los más jóvenes. 

Eso sí, desde el Consistorio se implementará durante esta noche un dispositivo especial. Por un lado, en limpieza. Así, se han ubicado más de una decena de baños portátiles y nuevos contenedores para que los jóvenes puedan arrojar los residuos sólidos a los contenedores y puedan realizar sus necesidades en los lugares habilitados al efecto, y no junto a la muralla o en el propio parque. Además, en ese sentido de la limpieza, está previsto, como cada año, que con las primeras luces del Viernes Santo, los servicios de limpieza adecenten la zona para tratar de dejar el parque en las mejores condiciones posibles.

Además, para evitar actos vandálicos que se han producido años atrás en la zona, como la rotura de retrovisores de vehículos estacionados, rotura de cristales en los portales o incluso intentos de quemar algún contenedor, se reforzará la seguridad para tratar de disuadir a los jóvenes de cometer actos incívicos.

Por último, y paralelamente al botellón, la Concejalía de Servicios Sociales realizará actividades paralelas con el objetivo de minimizar lo máximo posible la ingesta de alcohol entre los jóvenes.  

Comentarios