domingo. 22.04.2018 |
El tiempo

Aquimisa Queso Zamorano no cede en su lucha

Aquimisa Queso Zamorano no cede en su lucha

El equipo blanquiazul vencía este domingo ante el Alcázar por un apretado 70-65 en un nuevo choque de infarto. Los pupilos de Saulo Hernández fueron por delante en el marcador durante 34 minutos, pero en el tramo final del choque Alcázar le dio la vuelta al luminoso y comenzó una nueva contienda a seis minutos. En ese tiempo, el CB Zamora demostró que ha madurado y supo jugar mejor los momentos de tensión para acabar ganando por 70-65.

Aquimisa Queso Zamorano era consciente de lo que se jugaba y por eso no quiso especular en ningún instante. Desde el primer segundo, la intensidad de los pupilos de Saulo Hernández alcanzó un grado superlativo. Defensa pegajosa, lucha debajo de los tableros y también un punto de fortuna al no encontrar acierto Alcázar en varios lanzamientos cómodos desde la esquina. Todo eso, unido al habitual acierto anotador del CB Zamora dio como resultado un 23-12 al final de los primeros diez minutos. 

Pero tras el primer parón, los blanquiazules desconectaron durante unos minutos y vieron como todo el trabajo fraguado en el primer cuarto se desvanecía. Un parcial de 0-8 ponía la igualdad de nuevo en el marcador. El CB Zamora perdía su fluidez en ataque, fallaba pases imposibles y era incapaz de anotar. En cambio, Alcázar aprovechaba la defensa liviana de un conjunto local al que le aparecían de nuevo los fantasmas. Al descanso, máxima igualdad con el 35-32. 

El paso por vestuarios sirvió a Saulo Hernández para serenar a los suyos y recordar la pauta de juego. Los jugadores regresaron a lo hecho en el primer cuarto y su salida fue en tromba. El CB Zamora volvió a ser ese equipo intenso en defensa e imprevisible en ataque para irse a una ventaja de 47-34 con ataque. Iza falló esa ofensiva y del posible 49-34 se pasó a una reacción de Alcázar que llevó el partido a un 54-47 para los últimos diez minutos decisivos. Ahí, el Aquimisa Queso Zamorano siguió en caída libre. 

Incapaz de sobreponerse a la buena defensa de Alcázar, los blanquiazules prolongaron su sequía anotadora mientras que los visitantes encontraban una facilidad tremenda para llegar a posiciones cómodas de tiro. Así, Alcázar le daba la vuelta al choque en el minuto 34 con un 60-63 que hacía presagiar una nueva derrota.

Pero tras un tiempo de Saulo Hernández, el CB Zamora demostró que ha madurado y supo mejor que su oponente el nuevo partido que se abría de seis minutos. Ahí, con calma, paciencia y frialdad, los zamoranos fueron sumando mientras que Alcázar se desquició. Eso se tradujo en victoria final para el CB Zamora por 70-65, que sube dos puestos en la clasificación y todavía sueña con la permanencia, que se sitúa a dos victorias a falta de cuatro jornadas para el final.

Comentarios