lunes. 25.06.2018 |
El tiempo

Jesús Grande: “La hipertensión arterial es un mal silencioso”

Jesús Grande: “La hipertensión arterial es un mal silencioso”

El nefrólogo Jesús Grande Villoria fue el protagonista este pasado miércoles del Mes de la Salud promovido por la Fundación Caja Rural. En su conferencia, el coordinador de la Unidad de Hipertensión Arterial abordó los tipos de esta enfermedad así como los factores de riesgo y sus complicaciones.

“Uno de los mayores peligros que tiene la hipertensión es que se trata de un mal silencioso, nosotros podemos tener la presión arterial alta y no tener síntomas de ningún tipo. La única manera es medirla”. Esta es una de las principales conclusiones de la ponencia ofrecida ayer por el nefrólogo Jesús Grande Villoria con motivo del Mes de la Salud organizado por Caja Rural. 

En su charla, enmarcada dentro de la semana del Hospital Recoletas, el doctor advirtió que de forma puntual, en momentos "importantes o de concentración", las personas pueden tener la presión alta pero eso no significa que sean hipertensas. “Somos hipertensos si las cifras altas están continuamente elevadas o durante mucho tiempo”, explicaba. 

“La presión arterial que existe dentro de las arterias viene dado por el impulso que hace el motor que es el corazón y las resistencias que hacen las arterias. Esto es la ley física de fluidos en un tubo, no es ningún secreto, y ese tubo es al que llamamos resistencia periférica: si el diámetro es más grande, la presión es menor, y cuando es más estrecho, la presión es más grande”, simplificaba.

Así, Grande Villoria definía la hipertensión como el “aumento anormal y permanente de la presión de la sangre de nuestras arterias”, existiendo dos tipos diferenciados: la presión sistólica (máxima o alta) cuando es igual o mayor de 140/90 mm de mercurio, y la presión diastólica (mínima o baja) equivalente o superior a 90 mm. “Decimos que una persona es hipertensa cuando tiene las dos o como si tiene una sola”, puntualizaba. 

Según los datos aportados por el nefrólogo, la hipertensión arterial constituye la tercera causa de muerte en el ser humano después del infarto de miocardio y el cáncer y, además, está asociada a complicaciones de tipo cardiaco, renal y cerebral. 

Pese a que el 90% de las hipertensiones son de tipo esencial, existen factores que incrementan el riesgo de padecer esta enfermedad como la obesidad, el consumo elevado de sal, el tabaco, la falta de ejercicio o el estrés. Todos ellos “evitables”, tal y como recordaba el coordinador de la Unidad de Hipertensión Arterial del Hospital Recoletas. 

Este jueves, a partir de las 20.00 horas en el paraninfo del Colegio Universitario, la digestóloga Ana Fuentes Coronel, Médico de la Unidad de Cáncer Colorrectal, abordará en su conferencia el estreñimientro crónico.

Comentarios