sábado. 21.04.2018 |
El tiempo

El Waterpolo Zamora tratará de formar un equipo femenino la próxima temporada

El Waterpolo Zamora tratará de formar un equipo femenino la próxima temporada

El waterpolo emerge como un deporte alternativo en la ciudad. “Es como una mezcla de fútbol y de natación, es muy divertido”, comentaban algunos niños durante la jornada de iniciación. Este martes, el Waterpolo Zamora celebraba una jornada de puertas abiertas en la capital con el objetivo de acercar este deporte a la masa social. 

Tras haber desarrollado la iniciativa durante el periodo estival en el barrio de Pinilla o en el complejo deportivo de Morales Sport, este martes jugadores de la primera plantilla, canteranos y miembros de la junta directiva se acercaban hasta la Sindical para seguir difundiendo la práctica de este deporte entre los zamoranos. 

Iker y David, de 12 y 13 años, usuarios asiduos de la piscina municipal, vieron las porterías flotando sobre el agua y decidieron acercarse “a ver qué es lo que había”. Los dos futboleros aseguraban desconocer el deporte y decidieron probar la experiencia: “Yo lo había visto alguna vez por televisión”, afirmaba David, quien también reconocía que era muy divertido aunque confesaba que lo más complicado era coger el balón con una sola mano.  

Por su parte, Pablo, de 10 años, acudía animado por un amigo del campamento: “Me dijo que viniera y está siendo muy divertido, a mí me gusta mucho la natación y los balones y esto es como una mezcla pero distinto”, relataba. El juego del pañuelo en versión acuática, el reto de conseguir diez pases seguidos o el enfrentamiento entre ‘Tiburones y ballenas’ fueron algunas dinámicas realizadas de forma previa al partidillo final. 

Evitar coger el balón con las dos manos, no hundirlo debajo del agua o mantenerse flotando constantemente fueron algunos de los aspectos más complicados señalados por los principiantes, tal y como remarcaban miembros de la junta directiva del club como Víctor Samuel o Javier Pedrero: “Los más pequeños están acostumbrados a jugar entre ellos donde no cubre haciendo pie y cogiendo el balón con las dos manos, por eso ahora que les hemos explicado las normas básicas les cuesta más”, argumentaban. 

Por otro lado, el presidente del club, Manuel Ranilla, se mostraba satisfecho con la respuesta del público: “Las expectativas se han cumplido con creces, la verdad es que no esperábamos tanta gente pero ha sido una jornada muy bonita y numerosa”, manifestaba. En cuanto a la práctica deportiva, Ranilla explicaba que “el waterpolo es más cansado que otros deportes al desarrollarse en un medio como el agua que no es el natural del hombre”. 

Sin embargo, el presidente indicaba como únicos requisitos para jugar al waterpolo el gusto por el deporte (también en equipo) y saber nadar o al menos aguantarse en el agua, “no tienen por qué ser nadadores”, apostillaba. Precisamente del mundo de la natación vienen Sara y Judit, de 15 años y alumnas de la escuela, quienes aseveran que “el waterpolo es más entretenido y no tan monótono como la natación”.

Junto a Sara y Judith, una nómina variable de entre cuatro y cinco chicas anhelan la llegada de más féminas para poder constituir un equipo. “Queremos intentar formar un equipo femenino así como otro en categoría infantil y se puede conseguir”, sostenía el máximo responsable del club.

Los interesados en recibir más información sobre el club pueden ponerse en contacto a través del correo electrónico waterpolozamora@gmail.com o también vía telefónica en el siguiente número: 694 400 699. Asimismo, pueden estar al corriente de sus últimas novedades a través de las redes sociales como Facebook o Twitter

Comentarios