Hasta ahora el incendio que se inició la madrugada del viernes al sábado en Fermoselle ha alcanzado una superficie próxima a las 2.000 hectáreas de terreno, íntegramente en el Parque Natural de Arribes del Duero, aunque hasta que no se encuentre extinguido no se obtendrá una perimetración exacta de los daños producidos.

En los últimos días, diferentes responsables de diversas instituciones acudieran hasta Fermoselle para reunirse con los alcaldes de las localidades afectadas por el incendio. Durante la reunión se informó de las medidas que se llevarán a cabo para la restauración de la zona durante los próximos meses y la necesidad de colaboración de los ayuntamientos, la Diputación de Zamora y la Junta de Castilla y León y también de los particulares, en especial por la circunstancia de que el incendio ha afectado en casi su totalidad a fincas privadas, siendo necesaria la puesta a disposición de las mismas a la Junta para realizar las labores que técnicamente sean necesarias.

Además se pondrá en marcha el inventario de infraestructuras que puedan haber sido afectadas por el fuego como caminos, sendas, carreteras, servicios, etc. En este sentido, el Ayuntamiento de Fermoselle ha puesto en marcha en las instalaciones del Consistorio la “oficina de recepción de afectados” del incendio para empezar a recopilar los datos de inmuebles y parcelas afectadas por la desgracia.

Comentarios