Los ingenieros de Montes consideran “prioritario” recuperar la inversión forestal en Castilla y León para 2015

Los ingenieros de Montes consideran “prioritario” recuperar la inversión forestal en Castilla y León para 2015

El Colegio de Ingenieros de Montes de Castilla y León afirma que la recuperación de la inversión en el sector forestal “debe ser prioritaria” en la elaboración de los presupuestos autonómicos para 2015.

Los ingenieros recuerdan que la Junta de Castilla y León es la encargada de gestionar directamente buena parte de los terrenos forestales de la región. “En los últimos años, las inversiones de la Junta en los montes a su cargo se han reducido prácticamente a cero, si se exceptúa el dinero destinado a los trabajos de las cuadrillas de lucha contra incendios, que también se ha reducido sustancialmente”, indican. “El resto del dinero invertido en estos años procede de compromisos anteriores. Se ha eliminado la inversión en creación, mejora y mantenimiento de caminos, cortafuegos, cerramientos ganaderos, depósitos de agua, pastizales y repoblaciones forestales”, enumeran.

En este contexto, el Colegio de Ingenieros de Montes recalca que las partidas para podas de arbolado, aclareos de regenerados arbóreos densos y otros tratamientos forestales se han limitado al presupuesto de las cuadrillas terrestres de lucha contra incendios. “Se ha eliminado la partida destinada a la planificación forestal, lo que ha supuesto, literalmente, diezmar el tejido empresarial que realizaba estos trabajos y compromete el sello de certificación PEFC de los montes de Castilla y León”, denuncian. “En estas condiciones, los caminos y cortafuegos se van cerrando de vegetación, su firme se deteriora y, como no hay fondos para realizar pequeños trabajos de mantenimiento, los daños se agravan hasta dejar el camino inservible y el monte sin acceso, lo que reduce su valor para la caza y la ganadería y las posibilidades de acudir de forma eficaz y segura a combatir un incendio”, añaden.

Limpiezas y podas

Los profesionales del sector forestal advierten de que limpiar un camino dos veces en diez años, cuando el matorral todavía es pequeño, “cuesta la mitad” que hacerlo una sola vez cuando el matorral se ha hecho grande. “Las podas hay que hacerlas cuando los árboles son jóvenes y las ramas, finas. Si esperamos a que las ramas crezcan, las podas serán mucho más caras y las heridas que se provocan a los árboles cicatrizarán peor”, previenen. “Las lluvias, los incendios y el propio crecimiento de los montes no esperan y no son comprensivos con los ritmos políticos y presupuestarios. En el monte, no hacer los trabajos a su debido tiempo implica una alta probabilidad de daños permanentes y la seguridad de tener que gastar más en el futuro”.

Por último, los ingenieros forestales insisten en que el gasto en montes tiene un “alto retorno” para la Administración, además de generar mucho empleo en las zonas rurales, incrementar tanto la producción de los montes como el valor de sus productos y producir repercusiones directas sobre el paisaje y el medio ambiente.

 

Comentarios