jueves. 24.05.2018 |
El tiempo

La huida a los pueblos en agosto, principal amenaza para los bares de la capital

La huida a los pueblos en agosto, principal amenaza para los bares de la capital
Los tres bares en los que se ha realizado el seguimiento han sido el café Aureto, en la plaza Viriato; el bar-restaurante La Baraka, situado junto a San Torcuato, y, el bar Fas, en la plaza del Cuartel Viejo.

Con los datos del paro indicando un descenso en la provincia de Zamora, el sector hostelero, en concreto, estos tres establecimientos, tienen diferentes versiones de la situación actual. Eso sí, todos coinciden en que es una situación difícil y compleja y que el verano no ayuda a remontar debido a la huida de personas hacia los pueblos.

El gerente del bar Aureto, Aurelio, considera que “la cosa esta un poquito más floja que otros años pero tampoco está tan mal, la gente sigue saliendo y tomándose sus cañitas y nosotros tampoco lo estamos pasando muy mal en este aspecto”. Por su parte, el gerente Fernando, del Fas, afirma que “no hemos notado mejoría, llevamos un mes bastante flojo. Es más, este mes la gente se va fuera, Zamora no es una ciudad de turismo”, asegura. Mientras, en La Baraka, Chema Esbec, su gerente, afirma que “ahora mismo la situación es francamente complicada y yo lo veo dentro de que hay una mejora económica aparente dentro de la macroempresa, pero las pymes y el comercio están pasando un mal momento”.

Respecto al tema de la terraza, un punto fuerte y un repunte importante, estos bares también tienen diferentes visiones. En el caso del Aureto, la terraza es “fundamental, una parte clave”; para La Baraka, sin embargo, las terrazas son beneficiosas pero este año la climatología se la está jugando y el consumo está muy bajo por las disponibilidades económicas de la gente. “El consumo en medida negativa”, detalla el gerente. Por otra parte, está el caso particular del Fas, donde este año cada día están cerrando más pronto y "ni en la terraza" notan la mejoría.

En cuanto a un tema importante como es el de las campañas o promociones que se pueden realizar por parte de la hostelería en estos momentos difíciles, los tres bares coinciden en que se realizan durante todo el año, no en una época específica.

Pero con la llegada del verano, las vacaciones y el calor en la capital se produce una huida de gente que se desplaza en los meses de julio y sobre todo en este mes de agosto a sus respectivos pueblos, ya sea por el bajo coste que ofrece el pueblo o por las diversas fiestas que en ellos se producen en esta época. Los dueños de los tres locales explican cómo Zamora "no es una ciudad de mucho turismo en verano" y que "sí se nota esta sequía de población" durante estos meses.

Comentarios
Lo más