miércoles. 23.05.2018 |
El tiempo

La Alianza convoca una manifestación para exigir el control "riguroso" de la fauna e indemnizaciones justas por los daños causados

La Alianza convoca una manifestación para exigir el control "riguroso" de la fauna e indemnizaciones justas por los daños causados
Desde la Alianza por la Unidad del Campo COAG-UPA entienden que la Ley de Tráfico y Seguridad Vial "no ofrece ninguna solución al controvertido problema de los accidentes por atropello de fauna, y entendemos estas soluciones deben pasar básicamente por una importante reducción del censo de fauna, así como por la limpieza de amplios márgenes de las vías de comunicación, que ofrezcan una mayor visibilidad a los conductores por irrupción de la fauna".

Según ha difundido hoy la Alianza en un comunicado, los habitantes del medio rural, que son los que utilizan con más frecuencia las vías de comunicación de mayor número de siniestros de este tipo, además de tener que soportar los daños en sus explotaciones agrícolas y ganaderas, tienen que responsabilizarse de los daños en sus vehículos por atropello de fauna, si no de otras fatales consecuencias, como las del ocurrido recientemente en Calzada de Tera.

Para estas organizaciones agrarias, existe un enorme malestar de la población del medio rural ante la creciente expansión de la fauna de caza mayor en casi la totalidad de las superficies de nuestra provincia. "Y todo ello sin que las Administraciones Públicas dediquen el suficiente empeño en el imprescindible control de estas poblaciones (ciervos, corzos, jabalíes, .....), tanto en las zonas en que son de su competencia (Reservas de Caza) donde la actividad agrícola – ganadera es ya casi testimonial fruto de la presión faunística, como en los cotos privados de caza, exigiendo a los titulares cinegéticos de éstos el cumplimiento estricto de sus planes de gestión y control".

Debe evitarse el exponencial incremento de fauna de caza mayor en los cotos, cuyos titulares cinegéticos se rigen por fines meramente especulativos y económicos: se está incrementando desproporcionada e intencionalmente el número de hembras, porque su caza a penas tiene valor económico, y para conseguir un mayor número de nacimientos y así posibilidades de caza en campañas sucesivas.

Además, también destacan que con la Ley 6/2014 el pasado 8 de abril, por la que se modifica el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, en referencia a la responsabilidad en accidentes de tráfico por atropellos de especies cinegéticas, se señala: “En accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas en las vías públicas será responsable de los daños a personas o bienes el conductor del vehículo, sin que pueda reclamarse por el valor de los animales que irrumpan en aquella”.

Esta redacción ha supuesto un importante cambio frente a la anterior, que si bien también atribuía al conductor la responsabilidad en caso de accidentes por atropello, esta responsabilidad solamente lo sería para el caso de que se le pudiera también imputar incumplimiento de las normas de circulación.

Solamente la nueva regulación atribuye responsabilidad a los titulares de los aprovechamientos cinegéticos, en el caso de que el accidente sea consecuencia directa de la acción de caza colectiva de una especie de caza mayor llevada a cabo en el mismo día o que haya concluido doce horas antes del accidente, o bien, al titular de la vía pública, de no haber reparado la valla de cerramiento, o por no disponer de señalización específica de animales sueltos. La norma no considera ni el estado de la vía en cuanto a limpieza de márgenes o incluso a su mal estado de conservación.

Por ello, la Alianza COAG – UPA solicita, a fin de evitar en mayor grado los efectos de esta nueva regulación, que se reduzcan por tanto los riesgos de accidentes por atropello. Y para ello no cabe sino, una importante reducción del censo de fauna cinegética de especies de caza mayor, una efectiva y amplia zona de limpieza de márgenes de las vías de comunicación, así como el buen mantenimiento de aquellas vías de comunicación en peor estado.

Comentarios