miércoles. 23.05.2018 |
El tiempo

Paso atrás (67-71)

El día de la puesta de largo del Quesos El Pastor no pudo ser de completa felicidad para el Zamarat. Las naranjas han caído ante el Spar Gran Canaria, lastradas por las bajas y por un pésimo segundo tiempo, en el que el equipo no supo atacar la defensa planteada por Mingo Díaz. Sin Delgado y sin Cinili, Lucas Fernández se apoyó en Mateos y Martín, que cumplieron, pero que no resultaron suficientes para equilibrar una balanza que fue cayendo del lado visitante a medida que fueron pasando los minutos.

El partido tuvo dos partes muy diferenciadas. Una primera muy dinámica, con dos equipos que confiaron en su capacidad anotadora y que mantuvieron un porcentaje de acierto por encima de su nivel habitual. Taysha Pye asumió todo el mando del conjunto canario en ataque y el Zamarat, todavía entero físicamente, respondió con agallas. Aliaga, entonada desde el perímetro, marcó la diferencia para poner las primeras ventajas a favor de las naranjas mediado el segundo cuarto.

Con Mateos y Martín - que anotó una bandeja - alternándose sobre la pista, el Quesos El Pastor mantuvo el nivel y consiguió marcharse al descanso en ventaja (45-39). Pero el dominio no duró. A la vuelta de vestuarios, el aro pareció estrecharse para el Zamarat, que se topó con un conjunto canario más intenso que antes y con más convicción a la hora de ejecutar sus acciones. 

Un parcial de 5-17 situó a las de Mingo Díaz con cuatro puntos de ventaja en el tramo final del tercer cuarto. Para entonces, las faltas ya habían condicionado el juego de ambos equipos. El exterior en el caso de las locales y el interior de las canarias. Una de las penalizadas, Van den Adel, convirtió una buena penetración para mandar el choque al último parcial casi empatado (55-56).

El público esperaba la reacción de las suyas, pero el puñetazo en la mesa del Quesos El Pastor no llegó. Más por falta de fuerzas y de clarividencia que por una cuestión de actitud. Tashya Pye manejó los ritmos del encuentro, Blanca Tineo castigó cuando tocaba y la defensa canaria hizo el resto. Aun así, las naranjas apretaron hasta la última jugada y reclamaron una falta sobre Svitlica, con 67-69, que podría haber mandado el duelo a la prórroga.

Finalmente, quien hizo falta a la desesperada fue Pirsic y la propia Pye sentenció el encuentro desde la línea de tiros libres. Paso atrás para las naranjas, que se quedan con un triunfo de margen sobre el descenso.

Comentarios