El cielo nuboso con lluvia escasa de primera hora de la madrugada da paso a intervalos nubosos y estos, a cielos despejados que se presentarán radiantes y con nubes altas hasta, al menos, mediados de la próxima semana, según anuncia la Agencia Estatal de Meteorología.

Las precipitaciones débiles y localmente moderadas salpicaron la madrugada aunque tienden a desaparecer, mientras las temperaturas experimentan un ligero a moderado descenso, desde los doce grados de las primeras horas de la jornada hasta los 24 que se esperan en las horas centrales.

Por lo que se refiere a los vientos, ayer se cumplieron las rachas fuertes previstas, de hasta 65 kilómetros por hora, aunque hoy se convierten en flojos a moderados, que no pasarán de los 20 kilómetros por hora.

Las mínimas bajarán la próxima madrugada hasta los nueve grados y la máxima subirá mañana ligeramente, hasta los 26 grados, según las mismas fuentes.

Comentarios