domingo. 20.05.2018 |
El tiempo

34.000 viviendas están inscritas en el registro de certificados de eficiencia energética de edificios de Castilla y León

34.000 viviendas están inscritas en el registro de certificados de eficiencia energética de edificios de Castilla y León

La Junta tiene como objetivo reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero, resultantes del aumento del consumo energético en todos los sectores de la actividad económica. Entre ellos, el de la edificación, es decir, viviendas e inmuebles, representa aproximadamente un 40% de la demanda energética.

Con estos niveles de consumo es imprescindible establecer medidas para obtener el mayor ahorro energético y reducir al máximo las emisiones. En Castilla y León se contabilizan 900.000 viviendas con un consumo de energía final del orden del 30% sobre el total de la Comunidad.

Para reducir ese consumo, la Consejería de Economía y Empleo, está impulsando a través del EREN la creación de edificaciones sostenibles, respetuosas con el medio ambiente y que generen menos emisiones de dióxido de carbono, fomentando para ello la eficiencia energética como un importante elemento para reducir la dependencia del exterior de la Comunidad y para cumplir el objetivo de la Unión Europea de conseguir edificios con un consumo casi nulo en 2020.

La eficiencia en el sector de la construcción y edificación está creando, por otra parte, un nuevo tejido laboral y empresarial en el que los profesionales que desarrollan su actividad en este ámbito se reorientan para certificar energéticamente los edificios y para llevar a cabo las medidas de reforma energética eficiente. La correcta formación en esta materia y la apuesta por aplicar la eficiencia energética no solo en la nueva construcción, sino también en la rehabilitación –ahora, más activa que la primera-, es uno de los principales objetivos que se ha marcado la Junta de Castilla y León.

La certificación energética de edificios es una verificación de la calificación energética obtenida por el edificio, con el proyecto y la obra ejecutada, que da lugar a un certificado de eficiencia energética del proyecto del edificio una vez terminado. Un edificio, vivienda o local que vaya a ser vendido o arrendado, tiene también que disponer del correspondiente certificado.

Desde la entrada en vigor en abril de 2013 del Real Decreto que establece el procedimiento básico para la certificación energética de edificios se puede comparar la eficiencia energética de los edificios, con lo que se ve favorecida la promoción de inmuebles de alta eficiencia y las inversiones en ahorro de energía.

Comentarios