jueves. 20.09.2018 |
El tiempo

Las Escuelas Católicas de la región reclaman un presupuesto “digno” para la educación concertada

Las Escuelas Católicas de la región reclaman un presupuesto “digno” para la educación concertada

La última resolución de conciertos de la Consejería de Educación, con un periodo de aplicación de 6 años, permitirá dar más estabilidad al sector en los próximos cursos, pero Escuelas Católicas Castilla y León lamenta la continua pérdida de unidades y la falta de creación de nuevas unidades de apoyo, muy necesarias en todos sus centros. En este curso 2017-2018, los centros concertados católicos tendrán 4.294 unidades, 14 menos que el anterior.

Desde la federación lamentan este ajuste a la baja de conciertos ya que creen que lo más positivo para el avance y progreso de la calidad educativa y la libertad de elección de educación es el crecimiento y no la supresión de unidades para que las familias puedan seguir eligiendo la educación de sus hijos. Esta eliminación de unidades conlleva además una posible pérdida de empleo.

Además, en Formación Profesional se produce un mínimo crecimiento, 7 unidades, pero insuficiente ya que siguen creyendo necesario ampliar el mapa escolar de Castilla y León, reforzar este tipo de estudios y crear un mayor número de títulos de FP.

Consideran que la educación concertada posee un gran valor por su gran aportación al sistema educativo de Castilla y León, un sistema de calidad que se sustenta en el buen trabajo de la educación pública y la concertada, con un enfoque complementario que valora la riqueza de ambos sistemas y que da la posibilidad de elección a las familias, lo que enriquece el sistema educativo. Por eso Escuelas Católicas Castilla y León continuará defendiendo el derecho de las familias a elegir la formación de sus hijos.

Desde Escuelas Católicas Castilla y León avalan también el compromiso de la administración autonómica por apostar por la educación de calidad en su proyecto de ley de presupuestos para el año 2017, aunque seguirán insistiendo en denunciar las dificultades económicas que atraviesa la escuela concertada.

No en vano, el presupuesto dirigido a la concertada continúa sin incrementarse lo suficiente a pesar de que la Consejería ha dado un paso adelante en la partida de Otros Gastos en centros con alumnos plurideficientes. Pero la partida general de este concepto (que se destina al pago del personal no docente, al equipamiento necesario para la labor educativa y al mantenimiento del centro: luz, calefacción, reparaciones ordinarias…), continúa siendo insuficiente ya que los costes reales del funcionamiento de un centro educativo son deficitarios. Hay que recordar que los colegios concertados de Castilla y León sólo reciben el 50% de lo necesario para cubrir los gastos de mantenimiento y funcionamiento de la actividad educativa.

Desde Escuelas Católicas Castilla y León insisten en defender un presupuesto digno y justo para educación concertada, ya que es una educación de calidad, complementaria, necesaria y elegida por una amplia mayoría de las familias de Castilla y León. Los conciertos educativos son el único instrumento que las familias tienen para ejercer la libertad de elección de centro y para que la libertad sea real y auténtica, demandan una justa financiación de conciertos y piden que sus alumnos gocen de los mismos derechos y no se sientan discriminados.

Según el informe ‘Sistema estatal de indicadores de la educación. Edición 2017’ del Ministerio de Educación, Castilla y León invierte el 14,9% de su presupuesto en la concertada, situándose en el décimo lugar en el ránking de comunidades españolas, lejos del País Vasco (24,8%), Navarra (21,5%), Baleares (20,7%) o Madrid (20,3%).

Por último, Escuelas Católicas Castilla y León luchará este curso por completar el horario para orientadores de Primaria en centros de dos, tres y cuatro líneas. En la actualidad, las horas concertadas y la inversión económica destinadas a este servicio son insuficientes para cubrir la demanda de nuestros alumnos.

Comentarios
Lo más