domingo. 24.06.2018 |
El tiempo

Universidad

El Rey pide la colaboración de todos para conseguir una universidad que se adapte a los cambios de la sociedad

El Rey pide la colaboración de todos para conseguir una universidad que se adapte a los cambios de la sociedad

Destacó como retos de la institución la internacionalización y el acercamiento al tejido empresarial y a los ciudadanos. Un sistema universitario sólido, comentó, conseguirá mejorar la competitividad de España y a una mayor cohesión social del país. “Es muy importante que las instituciones públicas, el sector privado y los ciudadanos se sientan parte de este cambio, y que participen en él, porque su éxito está ligado al futuro de todos”.

El Rey de España, Felipe VI, presidió este pasado jueves el acto de apertura del curso universitario de la USAL y lo cerró con un corto discurso después de los que realizaron otras diversas personalidades. En este hizo referencia a lo que la Universidad de Salamanca ha contribuido al saber universal así como al pensamiento político, jurídico y económico mundial o la labor intelectual “que situó a nuestro país en las mismas raíces del Derecho Internacional”.

Después de una enumeración sobre la aportación a la “historia universal a lo largo de los siglos”, sin embargo, hizo referencia también a su papel en la actualidad en “tiempos de cambios y de profundas transformaciones que afectan a la sociedad en general y a cada uno de nuestros actores sociales, económicos y educativos”.

En este sentido, afirmó que la posición singular de la universidad “supone esencialmente un instrumento que contribuye a la formación de ciudadanos libres y responsables y, al fomentar la igualdad entre los ciudadanos, desempeña un papel fundamental en la cohesión social”.

“Sin duda, nuestra universidad ha avanzado y progresado mucho en los últimos lustros; se ha adaptado a una sociedad en constante evolución que cada día genera nuevas necesidades y requiere nuevas competencias y habilidades de los ciudadanos”, comentó antes de hacer referencia también a los campos en los que se necesita mejorar.

“Cabe señalar su internacionalización y su acercamiento al tejido empresarial y a los ciudadanos. Asimismo, es muy importante que las instituciones públicas, el sector privado y los ciudadanos se sientan parte de este cambio y que participen en él, porque su éxito está ligado al futuro de todos”.

Para ello pidió la labor coordinada y comprometida de las universidades, centros de investigación, profesores, PAS y estudiantes. “Solo la cooperación de los diferentes sectores se podrá impulsar con eficacia la calidad y la equidad de nuestro sistema universitario, dotarlo de la flexibilidad que precisa para adaptarse a los constantes cambios, fortalecerlo y destacarlo a nivel internacional”.

El objetivo de estas mejores es, afirmó, construir un sistema universitario “sólido y atractivo” que consiga, entre otras cosas, la movilidad de todos los integrantes del mismo, la calidad educativa, el valor del español, el I+D+i y la internacionalización. “Un sistema que contribuya de forma eficaz a la mejor formación de nuestros ciudadanos, al desarrollo de nuestro tejido productivo, a la competitividad de España y a la mayor cohesión social en nuestro país”.

Otras intervenciones

Inauguró el acto la secretaria general de la USAL, Pilar Martín Aresti, quien, tras hacer referencia al especial curso que supone el siguiente por cumplir la Universidad de Salamanca y, por tanto, la española, los 800 años, expuso la memoria del curso académico anterior destacando el número de matriculaciones, la innovación y la tecnología, así como el buen estado económico de la USAL después de conseguir cancelar la deuda de manera anticipada, contando durante 2017 con un superávit de seis millones de euros y un remanente superior a 26 millones.

Además, el catedrático de Medicina Juan Jesús Cruz fue el encargado de pronunciar la lección de apertura del año académico, bajo el título ‘Tratamientos médicos del cáncer. Hitos a través del conocimiento’. Después de agradecer a las autoridades por su designación como encargado de ser el elegido en un curso “notorio”, recordó las mejoras en el tratamiento, pasando del 5% de curaciones a principios del siglo anterior al 60% en la actualidad.

Sin embargo, destacó que la incidencia va en aumento por lo que los avances son aún insuficientes. A pesar de ello se mostró esperanzada en que “se pueda dar fin a la pesadilla” gracias a la inmunoterapia, aunque instó a los médicos a centrarse en el enfermo con cáncer. “Si no nos ponemos en su lugar, si no miramos al paciente como un ser humano que sufre, nunca le trataremos bien. Es posible que logremos saber mucho sobre esta enfermedad y sus tratamientos, pero nunca seremos buenos oncólogos”.

Comentarios