sábado. 21.04.2018 |
El tiempo

Los embalses siguen bajo mínimos y dejan estampas históricas

Los embalses siguen bajo mínimos y dejan estampas históricas

La sequía ha dejado al descubierto los tres puentes de Manzanal y también los restos de un antiguo descarrilamiento bajo el viaducto Martín Gil que se produjo el 19 de octubre de 1964, hace justo 53 años.

El paso de huracán Ophelia por el Atlántico ha roto el bloqueo anticiclónico y las primeras lluvias del otoño han llegado por fin a muchas de nuestras provincias. Precipitaciones bien recibidas, que en Zamora no se produjeron en septiembre ni en la primera mitad de octubre. Algo parecido ocurría en Madrid, donde llevaban más de 50 días sin recibir ni una gota y esto provocaba altos niveles de contaminación, obligando a poner en marcha algunos protocolos extraordinarios sobre circulación.

El dominio continuado de las altas presiones ha provocado, además de una intensa sequía, temperaturas anómalamente altas, en algunas zonas hasta 6 u 8 grados por encima de la media climática correspondiente a la época del año.

El verano se ha alargado y eso lo han notado los embalses de todo el país, que se encuentran al 33 % de su capacidad, 17 puntos por debajo de la media (50%). Todas las cuencas están en déficit hídrico, pero las más dañadas son las del Segura y Guadalquivir con 25 puntos menos, la primera se encuentra al 14% y a estas alturas lo normal sería que estuviera al 39%, y la segunda en un 32% frente al 57%.

Le siguen los embalses de la cuenca del río que cruza nuestras tierras, el Duero, que sufre una de los mayores daños de los últimos años y se queda en un alarmante 20%, casi 20 puntos menos por debajo de lo normal a estas alturas del año (39%). Por lo tanto podemos afirmar que este tiempo lluvioso que nos acompaña desde principio de semana, es para casi todos buen tiempo, aunque resulte extraño decirlo.

Esta sequía ha dejado al descubierto estampas históricas, como por ejemplo la posibilidad de ver los tres puentes de Manzanal o el recuerdo de un accidente ferroviario que se produjo el 19 de octubre de 1964, hace justo 53 años, en el viaducto Martín Gil. Accidente en el que falleció una persona y cuyos restos han quedado al descubierto en los últimos meses.

Por último, hay que recordar que los modelos muestran un otoño anómalamente caluroso pero no seco, por lo que todo hace indicar que a partir de ahora el balance se compensará y noviembre y diciembre sean meses lluviosos.

Sequia martin gil accidente tren

Comentarios