domingo. 24.06.2018 |
El tiempo

Medio millar de joyas buscan dueño

Medio millar de joyas buscan dueño

La Policía Nacional realiza hasta este jueves 19 de octubre una exposición de joyas en la Comisaría de Zamora, para localizar a sus propietarios. Se trata de unas 500 piezas de oro, con un peso aproximado de 1.500 gramos valoradas en unos 50.000 euros y que fueron intervenidas por los agentes zamoranos tras detener a un clan rumano que se dedicaba a este tipo de hurtos en varias provincias de España.

Agentes de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional de Zamora detenían hace aproximadamente un mes a tres individuos de nacionalidad rumana, acusados de “delito contra el patrimonio” tras serle incautadas unas 500 piezas de oro, con un peso aproximado de 1.500 gramos valoradas en unos 50.000 euros. Los detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial, quien acordó su puesta en libertad con cargos.

Las sospechas son que la mayoría de estos hurtos se produjeron por el procedimiento de hurto amoroso, “una técnica en la que alguien se acerca a alguna persona de edad avanzada y le pregunta por algún establecimiento comercial, centro médico… con esa excusa les cuentan una historia y les regalan una pulserita de bisutería en agradecimiento por escucharles, aprovechando la ocasión para apoderarse de las joyas”, explicaba el subdelegado del Gobierno, Jerónimo García Bermejo, este miércoles en su visita a la exposición de joyas.

En este sentido, el propio García Bermejo explicaba que las principales víctimas de este tipo de delitos son las personas de avanzada edad, que como colectivo vulnerable, son presa fácil para este tipo de delincuentes, “ya que se aprovechan de su bondad y su disminución de condiciones físicas, para realizar el delito y facilitar la huida tras la comisión del mismo”.

La Policía Nacional centra durante estos días sus esfuerzos en poder determinar la procedencia de las joyas, para lo que ha organizado una exposición que se mantendrá hasta este jueves, en las dependencias de la Comisaría Provincial de Zamora, Av. Requejo nº 12, a la que podrán acudir todas aquellas personas que hayan sido víctimas de una sustracción de joyas en vía pública, o interior de domicilio, en horario de 10:00 a 13:00 y de 17:00 a 19:00, por si pudieran reconocer algunas de las joyas expuestas como suyas.

“Lo ideal es que haya presentada una denuncia previa de robo o pérdida de la joya, pero no es condición indispensable. Eso sí, tienen que existir indicios claros que muestran la propiedad clara de la joya para que el juez ordene la devolución”, exponía García Bermejo, que recordaba que los robos con violencia se redujeron en este último año un veinte por ciento en Zamora.

GALERÍA DE IMÁGENES.

Comentarios