domingo. 15.12.2019 |
El tiempo

El modus operandi del interventor municipal es "repetitivo" y ya ocurrió en el gobierno de Rosa Valdeón

El modus operandi del interventor municipal es "repetitivo" y ya ocurrió en el gobierno de Rosa Valdeón
El modus operandi del interventor municipal es "repetitivo" y ya ocurrió en el gobierno de Rosa Valdeón


El pasado viernes el interventor municipal presentó una denuncia por "acoso laboral" contra el alcalde, Francisco Guarido, el concejal Miguel ángel Viñas y otro funcionario del Ayuntamiento. Guarido ha calificado este hecho de "repetitivo" ya que el interventorremitió escritos con las mismas acusaciones a Rosa Valdeón. 

 El pasado viernes el interventor municipal realizó una denuncia contra el alcalde, Francisco Guarido, el concejal, Miguel Ángel Viñas y el secretario del Ayuntamiento. Este hecho fue conocido por los implicados a través de los medios de comunicación y han mostrado su sorpresa ante este hecho. En este sentido, el Alcalde ha destacado que el interventor ya remitió escritos a Rosa Valdeón por los mismos motivos que achaca ahora al equipo de Gobierno y siguió la misma trayectoria en su puesto en la Bañeza.

Acciones llevadas a cabo por el funcionario mayor que han sido catalogadas de "repetitivas" por parte de Guarido que asegura que sus maniobras no entienden "ni de colores políticos ni de Ayuntamientos". Al margen de las acusaciones de "acoso laboral" vertidas por el interventor también se añade la denuncia presentada por el mismo acerca de la presunta prevaricación con los baños del mercadillo siendo esta "archivada al igual que todas las presentadas por esta persona" como ocurrió con la presentada en marzo contra el secretario.

De esta manera, el equipo de Gobierno mostraba su no entendimiento de esta nueva denuncia puesto que la decisión de delegar las funciones del interventor fue tomada de manera unilateral por Francisco Javier López. Esta decisión podría ser revertida tras "estudiarla en profundidad" puesto que el Ayuntamiento ya ha invertido dinero en contratar tres personas más, un técnico y dos auxiliares, para reforzar las funciones de intervención del Ayuntamiento.

Por ello, "que ahora el interventor muestre su rechazo ante esta decisión tomada de manera unilateral" no implica que pueda ser revertida " en 24 horas pero nadie le ha negado esta posibilidad". Una posibilidad que se estudiará desde el Consistorio tras las actuaciones del interventor con las que el equipo de Gobierno se ha "sentido vejado y humillado" pero no va a permitir que les "afecte en su trabajo por el bien de la ciudad".

La polémica entre interventor y equipo de Gobierno comenzó con ese decreto de Alcaldía de delegación de funciones que el pasado viernes llegó a los tribunales y en anteriores semanas a la UNED de Cartagena con las declaraciones del interventor. Unas palabras que Guarido a condena ya en varias ocasiones y que se "está estudiando" el camino a seguir para tomar medidas.

Para concluir, Francisco Guarido ha querido poner de relevancia que esta será la última ocasión en la que el equipo de Gobierno se pronuncie ante esta situación "provocada" contra un equipo de Gobierno "trabajador y honesto" que seguirá el ritmo de trabajo hasta las próximas elecciones de 2019.


Comentarios