viernes. 15.11.2019 |
El tiempo

Casi una veintena de zamoranos previenen el cáncer en las unidades de Consejo Genético de Castilla y León

Casi una veintena de zamoranos previenen el cáncer en las unidades de Consejo Genético de Castilla y León
Casi una veintena de zamoranos previenen el cáncer en las unidades de Consejo Genético de Castilla y León

En las enfermedades oncológicas la prevención es uno de los factores más influyentes a la hora de plantear los tratamientos y lograr la curación. Por eso, la Comunidad puso en marcha en 2003 el ‘Programa de consejo genético en cáncer hereditario’, en el que han participado, entre enero y septiembre del presente año, 511 personas de las nueve provincias de la comunidad.

Castilla y León quiere lograr que los ratios de curación del cáncer sean lo más elevados posibles. Y para ello es fundamental apostar por la prevención de la enfermedad. El diagnóstico precoz es una de las mayores garantías para la salud de los pacientes y, por eso, estudiar los factores de riesgos genéticos de aquellas personas con antecedentes oncológicos familiares es una herramienta muy útil para el control y posterior tratamiento inmediato del cáncer en esos ciudadanos.

Para poder realizar todo lo mencionado, la Consejería de Sanidad inició, en el año 2003, el ‘Programa de consejo genético en cáncer hereditario’, cuya finalidad es proporcionar información a pacientes y familiares sobre la naturaleza, herencia e implicaciones de los desórdenes genéticos, así como de las medidas de seguimiento y profilaxis disponibles, en función del posible riesgo a padecer el cáncer en estudio.

El programa comenzó con el Consejo Genético en cáncer de mama y ovario hereditario para, posteriormente, ampliarse en 2005 al Consejo Genético en cáncer colorrectal hereditario. En la Comunidad existen ya tres Unidades de Consejo Genético en Cáncer (UCG), que están ubicadas en las áreas de salud de Burgos, Salamanca y Valladolid. Estos servicios asistenciales reciben casos y familiares de toda Castilla y León y, a lo largo del periodo enero-septiembre de 2017, han registrado un total de 511 primeras consultas distribuidas de la siguiente manera: 135 en la UGC de Burgos, 141 en la de Salamanca y 235 en la de Valladolid.

Por tipo de patología, el medio millar de consultas mencionadas se han dividido en 158 motivadas por el estudio de posibles casos de cáncer colorrectal y las 353 restantes relacionadas con los cánceres de mama y ovario. Todos estos datos se pueden ver desglosados en la tabla adjunta.

No obstante, los pacientes atendidos en los primeros nueve meses de 2017 se han originado en todas las provincias castellanas y leonesas. Así es como se han repartido los casos en función de su área de salud de procedencia: 17 en Ávila, 84 en Burgos, 49 en León, 37 en Palencia, 60 en Salamanca, 34 en Segovia, 11 en Soria, 197 en Valladolid, 17 en Zamora y 5 que no han sido clasificados.

En el ‘Programa de consejo genético en cáncer hereditario de Castilla y León’ también se pueden realizar estudios a los familiares de los pacientes que participan en el mismo, siempre que los profesionales sanitarios lo consideren necesario. De este modo, en 2017 se han realizado 159 consultas a familiares; 60 en Burgos, 20 en Salamanca y 79 en Valladolid. Estas consultas fueron motivadas en 35 ocasiones por prevención del cáncer colorrectal y en 124 por cáncer de mama y ovario. Estos datos también se desglosan en tabla adjunta.

Desde la puesta en marcha del programa en 2003, se han realizado ya un total de 6.591 primeras consultas a pacientes y 2.366 a familiares. El objetivo es mantener la tendencia ascendente de estos catorce años y que la población de Castilla y León se conciencie, cada vez más, sobre la importancia de la prevención en el cuidado de su salud.

Comentarios
Lo más