miércoles. 24.07.2019 |
El tiempo

Fútbol | Tercera

Las estadísticas, en contra de que el Zamora pueda terminar la liga en zona de play off

Las estadísticas, en contra de que el Zamora pueda terminar la liga en zona de play off
Las estadísticas, en contra de que el Zamora pueda terminar la liga en zona de play off

Los dos últimos años, los cuatro primeros clasificados tras la jornada 19 jugaron la fase de ascenso. Desde que se crearon los grupos actuales (2006), 37 de los 44 equipos que llegaron en puestos de promoción por el ascenso a mitad de liga jugaron finalmente las eliminatorias.

Tras la mitad de los partidos de liga disputados, el Zamora CF se encuentra octavo, con 28 puntos en su casillero; un dato que no sólo genera en el entorno algo de incertidumbre durante este parón navideño, sino que hace muy difícil, estadísticamente hablando, jugar el play off por el ascenso a final de temporada.

Y es que desde que se crearon los grupos actuales (temporada 2006-2007), 37 de los 44 equipos que llegaron a mitad de temporada entre los cuatro primeros terminaron luchando por el ascenso. Entre ellos, los cuatro clasificados de las dos últimas temporadas.

El año pasado, Cristo Atlético, Segoviana, Astorga y Unionistas encabezaban la tabla cuando se alcanzó la jornada 19, y finalmente jugaron el play off para subir a Segunda B. Algo similar a lo que ocurrió en la 2015-2016, cuando las eliminatorias por el ascenso las disputaron Zamora, Segoviana, Palencia y Villaralbo, equipos que ya se encontraban en esos puestos mediada la temporada.

Hay que remontarse hasta la temporada 2014-2015 para encontrar a los primeros dos equipos que no jugaron el Playoff pese a que sí ocupaban puestos de clasificación transcurrida media liga. Almazán y Tordesillas iban tercero y cuarto respectivamente, pero terminaron dejando sus plazas a Palencia y Segoviana.

Los otros equipos que no jugaron el Playoff llegando entre los primeros a mitad de liga fueron la Arandina en las temporadas 2006-2007 y 2008-2009, el Bembibre en la 2007-2008, el Valladolid B en la 2010-2011 y el Bupolsa en la 2013-2014.

La ventaja, también determinante

Además, el Zamora cuenta con otro factor que puede ser determinante para que al equipo de Tornadijo le cueste más luchar por jugar en Segunda B la temporada que viene, y es la diferencia que le separa del cuarto clasificado. Los rojiblancos están a nueve puntos de las posiciones de play off. Curiosamente, una de las remontadas más importantes de los últimos años la protagonizó el Villaralbo, cuando en la temporada 2010-2011 los azulones, que iban séptimos, le remontaron ocho puntos al Real Valladolid B para dejarle fuera de la fase de ascenso.

Comentarios
Lo más