domingo. 22.04.2018 |
El tiempo

El Zangarrón de Montamarta, fiel a la tradición

El Zangarrón de Montamarta, fiel a la tradición

El Zangarrón más vistoso y colorido ha salido este sábado a las calles de Montamarta. Como cada Día de Reyes, uno de los quintos, se ha ataviado con la clásica vestimenta del personaje, se ha enfundado la careta, ha agarrado con fuerza el tridente y ha recorrido el pueblo en busca de aquellos incautos que fuera encontrando a su paso.

La ceremonia de la vestimenta, que ha comenzado antes incluso del alba, ha servido como apertura de una festividad ancestral, que mezcla lo pagano con lo religioso y que ha vuelto a atraer a multitud de curiosos y turistas en busca de comprobar 'in situ' cómo la tradición continúa viva en Montamarta. Como es costumbre, la localidad se ha implicado sin ahorrar esfuerzos y, con los jóvenes como grandes protagonistas, ha convertido el evento en un espectáculo digno de ver.

Tras colocarse todos los bártulos y engancharse los cencerros al traje para advertir de su presencia, el Zangarrón se ha lanzado a por el aguinaldo, ya bien entrada la mañana, y ha echado a correr por el pueblo hasta que, unos minutos después de las once, ha subido hacia la ermita, donde se ha celebrado la clásica Eucaristía de Reyes, marcada en Montamarta por la celebración de esta fiesta.

En los aledaños del templo, el Zangarrón ha golpeado la espalda de aquellos que se han dejado atrapar y, a golpe de tridente, ha recordado que su presencia amenazante no constituye una mera comparsa en el evento. Ya a eso de las doce, ha recibido a las autoridades con una reverencia a su entrada en la ermita y ha esperado fuera durante la mayor parte de la ceremonia, mientras los quintos, en primera fila, asistían a los oficios.

Tras la comunión, el Zangarrón ha hecho acto de presencia en la misa para pinchar, como es tradición, dos panes con su tridente. Inmediatamente después, ha vuelto a salir de la ermita para lanzarse a la carrera hacia el pueblo, donde, con la ayuda de los quintos, ha hecho prisioneros y los ha castigado con su arma de hierro. 

Fotografías: José Luis Leal


Zangarron 3 (Copy)

Zangarron 4 (Copy)

Zangarron 5 (Copy)

Zangarron 2 (Copy)

Comentarios