Un Zamora monumental vence al Sporting y pasa de ronda en Copa del Rey

El equipo rojiblanco hizo un encuentro soberbio, con un intensidad abrumadora y corriendo durante los noventa minutos sin descanso. Sergio García anotaba en la primera parte de penalti y el propio jugador del Zamora anotó el segundo en el 82 en una contra de libro. El Sporting le puso emoción con una diana en el 89 pero el triunfo se quedó en casa para el Zamora, 2-1. Los rojiblancos pasan de ronda.

 IMG 20191217 WA0061
IMG 20191217 WA0061

El Zamora CF y el Ruta de la Plata siguen su idilio con la Copa del Rey. Hacía catorce años que el club rojiblanco no afrontaba de local eliminatorias del Torneo del KO y por entonces eliminó a equipos como Eibar o Real Sociedad. Todo para poner la guinda en un histórico duelo contra el FC Barcelona. Este martes, los rojiblancos se citaban de nuevo con la historia. La Copa del Rey regresaba al Ruta de la Plata y en el ambiente se masticaba que la machada podía ser posible. La lógica dictaba que el triunfo fuera para el equipo de Segunda A, el Sporting de Gijón, pero el nivel que está alcanzando este año el Zamora hacía ser optimistas antes del duelo.

David Movilla apostó de inicio por su once de gala, con la ausencia por sanción de Juanan. Villanueva, Parra, Asiel, Piña, Coque, Carlos Ramos, Vallejo, Garban, Dani Hernández, Sergio García y Valentín. Los once salieron a morder desde el minuto uno. La intensidad en cada acción, la decisión en cada balón dividido, la presencia en cada segunda jugada y la presión constante en un derroche físico encomiable fueron las señas de identidad de un Zamora que enganchó desde el principio a los dos mil aficionados que no quisieron perderse el choque.

Era un día para que hubiera una perfecta comunión entre grada y afición, y la hubo. Todo estaba saliendo según el plan previsto. El Sporting no estaba cómodo ante un Zamora tremendamente metido en el choque y que no daba ni una sola acción por perdida. Después de dos avisos del Zamora y una buena estirada de Jon Villanueva llegó la primera diana del encuentro. Sergio García corría un balón a la espalda de la defensa y Cristian no tenía más remedio que derribarlo cuando ya se plantaba en el mano a mano contra el meta. Penalti y amarilla. El propio Sergio García, ex del Real Oviedo, no fallaba desde los once metros.

Había pasado el ecuador del primer acto y el choque se fue al descanso con ese marcador. El Sporting llegó en dos ocasiones a la portería de Jon Villanueva, más por inercia de equipo de superior categoría que por juego, pero en ambas acciones el arquero vasco estuvo enorme debajo de los palos. Llegaba el descanso con ese 1-0 y con la sensación de que el Zamora estaba siendo tremendamente superior en prácticamente todo a su rival. Un oponente que, salvo en el caso de Berto, jugó con futbolistas de la primera plantilla, lo que da más mérito a la victoria del Zamora.

El paso por vestuarios hizo que el partido cambiara de manera radical. Quince minutos de agobio para el Zamora. El Sporting de Gijón empujaba, monopolizaba la posesión, hacía correr demasiado a los locales y llegaban con claridad a la portería de Jon. Pero el equipo de Movilla seguía sufriendo solidariamente y cuando no se llegaba al último balón aparecía la parada salvadora de Villanueva. Jugadores comom Asiel y Piña demostraron un nivel estratosférico en defensa, con Coque y Parra que tuvieron mucho recorrido. En el centro, Dani, Vallejo, Carlos y Garban se dejaron hasta la última gota de sudor en cada repliegue y en cada carrera, aunque el balón pareciese inalcanzable. Y la presión desde arriba generó quebraderos de cabeza al Sporting para salir con claridad. 

Los locales lograron salir indemnes de esos minutos de agonía y salieron más reforzados. Cuando parecía que los locales se caerían físicamente, apareció una energía extra que aportó la hinchada. Los de Movilla amenazaron con un par de contras, hasta que a la tercera Sergio García encontró de nuevo el camino del gol. Balón largo, cabalgada del rápido ariete y definición en el mano a mano para clavar el balón a la escuadra. Era el minuto 82 y el delirio se instalaba en las gradas del Ruta de la Plata. El Zamora rozaba con los dedos la clasificación.

En los últimos instantes, Escudero, que entró al campo con Rubiato y Perero para dar aire, falló un mano a mano; y en la acción siguiente el Sporting recortaba distancias con el 2-1, gracias a la diana de Isma Cerro en el minuto 89. Pero el Zamora logró amarrar el partido y permitió que en los tres minutos de añadido no pasara nada. 

Con el pitido final, locura en la grada y en el campo porque el Zamora avanza ronda tras cargarse en Copa del Rey a un histórico del fútbol español, el Sporting de Gijón. Ahora, y salvo sorpresa, espera un Primera División.

Pulsa aquí para ver el miunuto a minuto.

Archivado en:

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído