El análisis de la movilidad a Zamora en un 2020 que cerró con más de 33.000 tarjetas sanitarias desplazadas

Los meses de verano dejaron los mayores repuntes de desplazados a Zamora. 

 Agentes la Policía.
Agentes la Policía.

La Junta de Castilla y León ha hecho públicos los datos de pacientes desplazados a Zamora durante el pasado mes de diciembre. Con ellos, ya se puede hacer un balance de lo que ha supuestos el 2020 en materia de pacientes de desplazados.

Antes de realizar el balance del año 2020, diciembre dejó en Zamora un total de 4.269 pacientes desplazados llegados desde las diferentes comunidades autónomas. Más concretamente se contabilizaron 2.460 desplazados de Madrid, 41 de Extremadura, 137 de Galicia, 348 de Asturias, 55 de Cantabria, 1.141 del País Vasco, 47 de Aragón y 67 de Castilla la Mancha.

Con los datos de diciembre en la mesa, Zamora contabilizó un total de 33.364 desplazados desde que comenzó la pandemia el pasado mes de marzo hasta el cierre de 2.020. Atendiendo a los meses, los registros muestran como los desplazamientos atendieron a diversos criterios.

Marzo registró un total de 613 desplazados, en un mes en el que el estado de alarma se instauró el día catorce, dejando 15 días de movimientos previos a la población en los que está situación ya comenzó a preverse el día diez de marzo. Abril y mayo fueron los meses con mayores restricciones y el número de desplazados siguió subiendo a un ritmo menor con 262 en abril y 380 en mayo.

Con la llegada de junio comenzaron a relajarse las medidas y el número de desplazados aumento de forma exponencial a la relajación de restricciones alcanzando los 1.446 pacientes desplazados durante el primer mes de verano.

La estación estival que vino marcada por la libertad de movimiento y restricciones trajo consigo el mayor repunte de tarjetas sanitarias de desplazados con 6.444 en julio, 4.333 en agosto y 1.626 en septiembre. De esta manera los meses centrales del verano aglutinaron hasta ese momento el mayor volumen de desplazamientos a la provincia.

Sin embargo, los repuntes provocados por un verano 'sin límites' comenzaron a entreverse a finales de septiembre y octubre, momento en el que la Junta de Castilla y León comenzó la crónica de un cierre perimetral anunciado. Este cierre se concretó el 30 de octubre en un mes en el que se alcanzó el récord de desplazados con 8.338 tarjetas sanitarias dadas de alta en Zamora por parte de ciudadanos de otras comunidades autónomas.

El mes de noviembre finalizó tras más de 30 días de cierre perimetral que frenaron las nuevas altas sanitarias, reduciendo a casi la mitad el número de tarjetas sanitarias de su antepasado mes con 5.653 personas desplazas. Lejos de reducirse el número debido a los malos datos que la segunda ola dejaba ya en Zamora el año cerró con 4.269 desplazados en diciembre con un total de 33.364 tarjetas sanitarias desplazadas a la provincia desde que estallase la pandemia.






Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído