lunes. 16.09.2019 |
El tiempo

Unicaja Banco presenta la quinta edición del ‘Informe Anual del Sector Agrario en Castilla y León’

Unicaja Banco presenta la quinta edición del ‘Informe Anual del Sector Agrario en Castilla y León’
Unicaja Banco presenta la quinta edición del ‘Informe Anual del Sector Agrario en Castilla y León’

La elaboración y publicación de este informe se enmarca dentro de la política de apoyo de Unicaja Banco al sector agrario y la industria alimentaria de Castilla y León, pilares estratégicos de su estructura económica, tanto por su contribución a la generación de riqueza y empleo regional como por el papel que desempeñan en la cohesión y el equilibrio territorial

Unicaja Banco ha publicado el ‘Informe Anual del Sector Agrario en Castilla y León’ que, con la de 2019, alcanza su quinta edición. El informe, al igual que en ediciones anteriores, ha sido realizado por Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios del Grupo y su presentación ha tenido lugar hoy en Salamanca, en el marco de la Feria Salamaq 2019.

El objetivo principal de este informe es ofrecer un análisis del sector agrario y de la industria agroalimentaria en Castilla y León, pilares estratégicos de su estructura económica, no solo por su aportación a la generación de riqueza y empleo (suponen conjuntamente más del 8% del Valor Añadido Bruto regional y del 10% del empleo), sino también por el papel que desempeñan en la cohesión y el equilibrio territorial, ayudando a mantener población en el medio rural.

El informe presenta la siguiente estructura: tras el prólogo y una breve introducción, el documento se divide en cuatro capítulos. El primero se centra en aproximar la dimensión del sector agrario, analizando, entre otros aspectos, el contexto económico general, el desarrollo de la Política Agraria Común (PAC), la trayectoria del mercado de trabajo y la evolución de las producciones agrarias. En el segundo capítulo se presentan las estimaciones de las macromagnitudes agrarias en 2018, una de las principales aportaciones del trabajo, y se analiza en detalle la evolución de la renta y la producción agrarias en Castilla y León y en cada una de sus provincias. Por su parte, el capítulo tres está dedicado a la industria agroalimentaria regional, tratando de poner de relieve la importancia de esta rama industrial. Así, se presta atención a sus principales magnitudes, entre ellas, el volumen de facturación, el empleo, la estructura empresarial y las exportaciones agroalimentarias. Finalmente, el Informe incluye un capítulo que recoge los principales resultados y conclusiones.

A continuación, se presentan los principales resultados que se incluyen en el Informe relativos a las estimaciones de la renta y la producción agraria en 2018, así como los aspectos más destacados relacionados con la industria agroalimentaria, el comercio exterior, y el consumo y la distribución de los productos agroalimentarios.

Renta agraria

  • Según estimaciones de Analistas Económicos de Andalucía, en 2018 la renta agraria de Castilla y León alcanzó los 2.469,1 millones de euros, lo que supone un aumento del 108,9% con respecto al año anterior. Este importe representa el 8,2% de la renta agraria española.
  • Asimismo, el número de ocupados en el sector agrario ha aumentado un 2,6% con respecto al promedio del año anterior, representando el 7,6% de los ocupados en el sector agrario en España.

  • En lo que respecta a su distribución provincial, Valladolid continúa siendo la provincia que realiza una mayor aportación a la renta agraria regional (20,5%), junto con Burgos (14,0%), Palencia (13,1%), Zamora (11,8%) y León (10,5%). Con respecto a 2017, la renta agraria ha aumentado de forma generalizada, con incrementos superiores al promedio regional en Palencia, Burgos, Valladolid y Soria.

Producción agraria

  • El valor de la producción agraria (vegetal y animal) ha alcanzado los 5.991,1 millones de euros en 2018, lo que representa el 11,2% de la producción española. Este valor supone un aumento del 34,5% con respecto al año anterior, que viene explicado fundamentalmente por el incremento de las producciones (33,2%), ya que los precios han crecido un 1,0%.

  • Este incremento responde tanto al aumento de la producción vegetal (99,2%), como de la animal (1,2%), representando la primera el 50,4% del valor de la producción agraria de Castilla y León. En concreto, el valor de la producción vegetal alcanzó en 2018 los 3.018,5 millones de euros, lo que supone el 9,3% de la producción nacional. Respecto a 2017 se ha producido un crecimiento tanto de las producciones (95,0%) como de los precios (2,1%).

  • Por cultivos, los cereales son un referente para Castilla y León, ya que suponen el 49,4% del valor de la producción vegetal regional y el 34,9% de la producción nacional. Asimismo, destacan las plantas forrajeras e industriales que, junto con los anteriores, representan el 75% del valor de la producción total. Con relación a 2017 se ha producido un aumento del valor de la producción de casi todos los tipos de cultivos, destacando, por su aportación a la producción regional, los de cereales (142,9%) y plantas forrajeras (136,8%).

  • En términos reales destacan los incrementos en las producciones de plantas forrajeras (157,9%), cereales (134,0%), vino y mosto (95,8%) y frutas (90,4%).

  • Por provincias, Valladolid representa el 22,0% del valor de la producción vegetal de Castilla y León, seguida de Burgos (18,9%), Palencia (13,7%) y León (12,5%). El valor de la producción ha crecido en todas las provincias a tasas superiores al 60%, superando el promedio regional en Palencia y Valladolid.

  • En cuanto a la producción animal, su valor ha alcanzado los 2.972,6 millones de euros (15,5% de la producción nacional), creciendo un 1,2% con respecto al ejercicio anterior. Este aumento se ha debido al crecimiento de las producciones (1,4%), principalmente de ganado bovino y porcino, en tanto que los precios han registrado una caída del 0,2%.

  • Respecto a su distribución provincial, Salamanca (18,3%) y Segovia (18,1%) son las que realizan una mayor contribución al valor de la producción animal de Castilla y León, con aportaciones superiores al 10% en Valladolid (13,7%), Zamora (11,2%) y León (10,4%). En 2018, el valor de la producción se ha incrementado en siete de las nueve provincias castellanoleonesas (exceptuando Ávila y Segovia), con incrementos superiores al promedio regional en Burgos (4,9%), Zamora (3,1%), Valladolid (2,4%) y Soria (2,0%).

Industria agroalimentaria

  • La industria de alimentación y bebidas es una de las más relevantes del sector secundario en Castilla y León, aportando el 26,1% de la cifra de negocios de la industria regional y el 28,6% del empleo (en torno a 10.135 millones de euros y 36.500 ocupados).

  • La desagregación por ramas muestra que la industria cárnica concentra el 25,1% de la facturación total del sector alimentario, seguida de productos lácteos (15,3%), productos de alimentación animal (13,7%) y panadería y pastas alimenticias (13,5%). Cabe destacar que la industria de productos lácteos aporta el 16,8% de la cifra de negocios al agregado nacional, en tanto que la de panadería y pastas alimenticias supone el 16,1% de la facturación del conjunto de Comunidades Autónomas.

  • En lo que respecta al tejido productivo de la industria de alimentación y bebidas, a 1 de enero de 2018, se contabilizaban en Castilla y León 3.152 empresas, un 6,8% más que en el año anterior (8,0% en España), lo que supone el primer aumento desde 2009. Estas empresas representan el 32,8% del total de la industria manufacturera regional (18,8% en España), así como el 10,1% de las empresas del sector en España, porcentaje superior al que tiene el agregado industrial (5,8%) o el conjunto del tejido productivo regional (4,9%).

  • Atendiendo a su tamaño, las microempresas (sin asalariados o con menos de 10) representan el 82,1% de las empresas de alimentación y bebidas, porcentaje que asciende hasta el 96,1% en el agregado del tejido productivo regional. Por su parte, las medianas (entre 50 y 200 asalariados) y grandes empresas (más de 50 trabajadores) suponen el 3,1% del total en la industria alimentaria (0,5% en el conjunto de las empresas). Respecto al año anterior, las medianas empresas y las microempresas son las que han mostrado tasas de crecimiento más elevadas, superiores al 10%.

  • Por ramas de actividad, la fabricación de productos de panadería y pastas alimenticias es la que registra un mayor número de empresas (34,4% del sector), seguida de la industria cárnica (25,1%) y la fabricación de bebidas (22,0%). Al mismo tiempo hay que destacar que el crecimiento en el número de empresas en 2018 ha sido generalizado, con tasas que oscilan entre el 3,8%, en las empresas lácteas, y el 18,2%, en las actividades de procesado y conservación de pescados.

  • Desagregando por provincias, Salamanca concentra el 19,4% de los establecimientos de la industria de alimentación y bebidas en Castilla y León (3.793 a 1 de enero de 2018), seguida de León (17,7%) y Valladolid (16,7%).

Balanza comercial agroalimentaria

  • La balanza comercial agroalimentaria (sector agrario e industria alimentaria) registró en 2018 un saldo positivo de 789,2 millones de euros, un 15,2% superior al de 2017. El valor de las exportaciones ascendió a 1.964,5 millones de euros, lo que supone un aumento del 6,2% con respecto al año anterior. Este importe representa el 12,9% del valor exportado por la región, así como el 4,3% de las exportaciones españolas. Por su parte, las importaciones han registrado un aumento del 0,9%.

  • Los principales productos exportados por Castilla y León (con un valor superior a los 100 millones de euros en 2018) han sido la carne de cerdo, los productos de panadería y pastelería, el vino, los extractos y esencias, la carne de bovino y los quesos y requesón.

  • Atendiendo a su destino, el 74,1% se han canalizado hacia la Unión Europea, destacando Portugal (24,5% del total), Francia (12,6%) e Italia (9,2%).

  • Desagregando por provincias, Burgos (21,8%), Valladolid (18,5%), Palencia (17,5%), Salamanca (13,2%) y León (12,9%) concentran más del 80% del valor exportado por Castilla y León.

Consumo y distribución alimentaria

  • En 2018, el gasto total de los hogares en alimentación en Castilla y León ascendió a 3.710,3 millones de euros, lo que supone una disminución del 2,6% respecto al año anterior (1,6% en España), que viene motivada por una reducción del consumo del 4,8% (-0,2% en España).

  • Los alimentos más consumidos en Castilla y León son la fruta fresca y la lecha líquida (15,9% y 15,4%, respectivamente, de la cantidad total de alimentos), seguidos de la carne (8,5%), las hortalizas frescas (8,2%), el agua envasada (7,5%) y el pan (5,8%).

Comentarios