domingo. 20.10.2019 |
El tiempo

UGT defiende una movilidad sostenible en el ámbito laboral

UGT defiende una movilidad sostenible en el ámbito laboral
UGT defiende una movilidad sostenible en el ámbito laboral

Este año, la Semana Europea de la Movilidad tiene el tema “camina y pedalea de forma segura”, y UGT organizaba este jueves una mesa redonda sobre movilidad sostenible en el ámbito laboral.

Desde 2002, la Semana Europea de la Movilidad ha tratado de mejorar la salud pública y la calidad de vida mediante la promoción de la movilidad limpia y el transporte urbano sostenible. La campaña brinda a las personas la oportunidad de explorar el papel de las calles de la ciudad y experimentar con soluciones prácticas para enfrentar los desafíos urbanos, como la contaminación del aire.

En esta edición, se pone el foco en caminar y andar en bicicleta de manera segura y los beneficios que puede tener para nuestra salud, nuestro medio ambiente y nuestra economía. Los modos de transporte activos, como caminar y andar en bicicleta, son libres de emisiones y ayudan a mantener nuestros corazones y cuerpos saludables.

Desde UGT-CyL aseguran ser conscientes de que los desplazamientos por motivos laborales representan casi el 40% de los viajes en día laborable en nuestro país. En Castilla y León, el número de ocupados mayores de 16 años está en torno al millón de personas, de las que en torno al 90% realiza al menos un desplazamiento diariamente a su lugar de trabajo, estando el tiempo medio invertido en torno a los 20 minutos. En cuanto al reparto modal, el 65% de los desplazamientos se resuelven en vehículo privado (incluyendo la moto), y sólo el 12% se realiza a pie, o en bicicleta. Esta situación aumenta en complejidad si se consideran las necesidades particulares de las personas, con desplazamientos al trabajo o desde el trabajo combinados con otros viajes, creando una red desordenada e incoherente de desplazamientos, que se acentúa cuando la mayoría de ellos se realiza en vehículo privado.

Los desplazamientos generados por la ciudadanía, incluidos los que las personas trabajadoras realizan para ir a trabajar, al realizarse mayoritariamente en vehículo privado tienen impactos ambientales, climáticos, y socioeconómicos muy graves. Resumidamente, la movilidad urbana motorizada es responsable del 40% de todas las emisiones de CO2 del transporte por carretera (que a su vez representa el 25% de todas las emisiones de CO2 en nuestro país), del 80% de las emisiones que contaminan la atmósfera y perjudican nuestra salud, de elevados niveles de contaminación acústica, está detrás de un aumento a de la accidentabilidad in itinere y “en misión” (27 fallecidos en Castilla y León en 2018), de una mayor exposición a la sedentarización y es causa de exclusión socio-laboral.

“Para redefinir las pautas de movilidad es necesario contar con políticas valientes y herramientas que ilustren y faciliten esta transición hacia un modelo de movilidad sostenible, que cambien la manera cotidiana de los desplazamientos al trabajo de miles de personas trabajadoras. Las diferentes administraciones y las empresas tienen un peso indudable es este sentido, pero las personas trabajadoras y sus representantes tienen herramientas sindicales para mejorar su movilidad en el trabajo. El comité de empresa, por ejemplo, puede jugar un papel primordial en la negociación colectiva, con reivindicaciones para promover una movilidad más sostenible y segura, incentivando el uso del coche compartido, la bici o los desplazamientos a pie, o instando a que el plan de prevención de riesgos laborales incluya la prevención de los riesgos in itinere y “en misión””, explican desde el sindicato.

En este sentido, UGTCyL reivindica que se redacte lo antes posible en una Ley de Movilidad Sostenible que sea coherente con el Marco Estratégico Energía y Clima, cuyo principal objetivo es la transición hacia una economía y una sociedad descarbonizadas, en pro de la mejora de la salud de las personas, del medio ambiente, y de la justicia social. Esta ley debe estar de acuerdo con los objetivos plasmados en el Acuerdo de París y en la Agenda 2030, y seguir las directrices de la Agenda Urbana Española. Además, dicha ley debe promover que en los accesos a los centros de trabajo y polígonos se implanten PLANES DE TRANSPORTE AL TRABAJO (siempre con la participación de las personas trabajadoras y sus representantes) que promueva un transporte público adecuado y que garantice un menor número de accidentes laborales relacionados con el tráfico, con la consiguiente reducción en los gastos sociales por atención sanitaria.

Estas y otras cuestiones fueron tratadas por representantes tanto de UGT como del Ayuntamiento de Zamora, la Dirección General de Tráfico y la asociación BiciZamora este jueves en el salón de actos de La Alhóndiga (Zamora).

Comentarios