Uno de los módulos del Centro Penitenciario de Topas ha sido aislado por precaución por las sospechas de un posible caso de coronavirus. Según informa SALAMANCA24HORAS.COM, se trata del módulo 6, de donde el pasado jueves fue trasladado un interno al Hospital de Salamanca.

El preso, tenía fiebre y por ese motivo llegó al Complejo Asistencial de Salamanca donde le realizaron la prueba de COVID-19. Esta dio negativa, pero como el paciente continuaba con síntomas vinculados a la enfermedad este domingo sigue ingresado y en estudio, a la espera de repetirle la prueba.

Por este motivo, desde el jueves, este módulo de la prisión de Topas fue inmediatamente aislado como medida preventiva y se entregó mascarillas a todos los internos.

Esta es la denuncia realizada por una lectora que explica la situación que viven los presos dentro de la prisión.

Comentarios