domingo. 12.07.2020 |
El tiempo

Cereales más eficientes y rentables, objetivo del proyecto de investigación en el que participa la USAL

Cereales más eficientes y rentables, objetivo del proyecto de investigación en el que participa la USAL
Cereales más eficientes y rentables, objetivo del proyecto de investigación en el que participa la USAL

El nuevo proyecto afronta desafíos para un cultivo de cereal más sostenible, de acuerdo con los retos de protección y conservación del suelo, el ahorro de agua, la integración en el paisaje, la potenciación del valor añadido de los servicios de los agro-ecosistemas, y la adaptación al cambio climático y sus consecuencias, una de ellas, por ejemplo, la sequía.

La Universidad de Salamanca participa en el Grupo Operativo Cereal-Agua para llevar la innovación al sector de los cereales en España en el marco de un proyecto un ambicioso proyecto que enlaza transferencia, innovación y nuevas tecnologías para un cultivo del cereal en España más eficiente, rentable, sostenible y socialmente integrado.

El Grupo Operativo supra autonómico Cereal-Agua comenzó sus trabajos en 2018 y está formado por entidades de Andalucía, Extremadura y Castilla y León. Liderado por AMBIENTA, pyme dedicada a la ingeniería y servicios en el ámbito agrícola y forestal, también forman parte del mismo las Universidades de Salamanca y Córdoba, las empresas JOGOSA y REALIMA, el Instituto de Agricultura Sostenible del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IAS-CSIC), el Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica (IFAPA) y el Centro Tecnológico Agroalimentario “Extremadura” (CTAEX).

Por parte de los agricultores, el grupo está representado por Asaja Córdoba, la Sociedad Cooperativa del Alagón (COPAL), la Comunidad de Regantes de la margen derecha del Alagón y la Comunidad de Regantes de La Armuña. Las Confederaciones Hidrográficas del Duero y del Guadalquivir, y el Ayuntamiento de Córdoba, a través del IMGEMA-Real Jardín Botánico de Córdoba, son las tres administraciones públicas con competencias territoriales y urbanas que completan el grupo.


El Grupo Operativo Cereal Agua, integrado en la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícola AEI-agri (EIP-AGRI The agricultural European Innovation Partnership), en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014–2020 del Ministerio de Agricultura, trabaja en el territorio utilizando como referencia la cuenca hidrológica, y para ello coordina la participación de múltiples actores.

Proyectos en marcha

Cereal-Agua desarrolla sinergias con varios proyectos en marcha, europeos del programa Horizonte 2020 y LIFE, así como con otros grupos operativos o proyectos de investigación nacionales y regionales, que también aplican la tecnología y la transferencia para los retos territoriales relacionados con el mundo agrario del cereal, con el agua y con el suelo, en Extremadura, Andalucía y Castilla y León.

Entre los ejemplos de sinergias destaca el Proyecto LIFE IP Duero, que permitirá ordenar los recursos hídricos de la cuenca del río Duero a través de soluciones innovadoras, sostenibles y participativas, o el Proyecto Horizonte 2020 SHUI, que desarrolla un conjunto de tecnologías y herramientas para gestionar un uso optimizado de los recursos suelo y agua en sistemas de cultivo europeos y chinos, y consolida una plataforma de investigación integrada para la próxima década entre la UE y China.

El cultivo de cereal en España tiene gran importancia socioeconómica y ambiental, pues es el cultivo con mayor base territorial y con amplia distribución en casi toda España.

El sector del cereal está inmerso en el contexto de los retos para una agricultura que ha de ser sostenible en relación con el cambio climático, el crecimiento de la población mundial, la seguridad alimentaria, la conservación del suelo y el uso racional del agua. Además, la situación actual de crisis económica debido al Covid19 supone un reto añadido, ya que acabará influyendo en la cadena de valor agroalimentaria.

Las líneas de aplicación de la innovación que se deben abrir o potenciar han de dirigirse, por tanto, a la adopción de prácticas agronómicas enfocadas a la optimización de recursos, un uso más eficiente, tanto del agua de lluvia como de los sistemas de riego, o a la búsqueda de soluciones para el asentamiento de la población rural.

El nuevo proyecto afronta desafíos para un cultivo de cereal más sostenible, de acuerdo con los retos de protección y conservación del suelo, el ahorro de agua, la integración en el paisaje, la potenciación del valor añadido de los servicios de los agro-ecosistemas, y la adaptación al cambio climático y sus consecuencias, una de ellas, por ejemplo, la sequía.

Pero el Grupo Operativo Cereal-Agua también discute medidas de cultivo de cereal más rentables, de acuerdo a los retos de los nuevos mercados y políticas globales, como catalizador de la integración social, para una mejor incorporación de jóvenes y mujeres al empleo rural, y que contribuya a luchar contra la despoblación rural, mediante la aplicación de la innovación y digitalización agraria, y el desarrollo de nuevos modelos de negocio en el medio rural. En resumen, el suelo, el agua, los servicios de los agro-ecosistemas del cereal, la adaptación al clima, la sequía, la economía, los mercados agrarios, la sociología rural y la digitalización agrícola, forman parte de los objetivos proyecto.

Tras un periodo marcado por la crisis del Covid-19, dónde han predominado las acciones de teletrabajo más centradas en planificación e ingeniería, las próximas semanas comenzarán las acciones piloto, en las que se contemplan medidas de protección de suelo, ensayos tecnológicos para ahorro de agua en riego, mejora del paisaje y diseño de modelos de valoración económica de servicios de los agro-ecosistemas de cereal.

Todo se aglutinará en una plataforma digital para compartir información útil a los agricultores, que pueda incluir una base de datos para la adaptación al cambio climático, o flujos económicos mercantiles, por citar algunos ejemplos. Entre los ensayos tecnológicos aplicados al cereal, destacan la utilización de satélites para monitorización de variables agronómicas, el uso del internet de las cosas para el ahorro de agua de riego, el aprovechamiento de la energía hidráulica como fuente renovable para disminuir los costes energéticos del riego, o el sistema de posicionamiento EGNOS para mejora de la precisión en las labores de los cultivos de cereal.

Constitución del Grupo Operativo Cereal-Agua

Para su constitución, al grupo le ha sido concedida una subvención del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020 del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. La creación y funcionamiento del grupo operativo supra autonómico Cereal-Agua está cofinanciada en un 80% con el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) de la Unión Europea, y en un 20% por el Ministerio de Agricultura en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural 2014-2020, siendo la inversión total de 507.930,00 €.

Comentarios
Lo más