3.900 denuncias por exceso de velocidad en las carreteras de Zamora durante 2019 después de controlar 76.000 vehículos, lo que supone que el 5% de los vehículos controlados cometieron esta infracción. Por ello, el subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, junto con el jefe provincial de Tráfico, Eduardo Polo y el capitán del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil, César Gustavo Quijada, han presentado esta mañana la campaña especial sobre control de velocidad que se desarrolla en las carreteras de la provincia a lo largo de esta semana.

Así, la Guardia civil incrementará los controles en las carreteras zamoranas, haciendo especial hincapié en algunas que son las que más preocupan y en las que más se sobrepasa el límite de velocidad como son la A-11 y la A-66 en carreteras desdobladas y la N-527 y la N-605 en convencionales que suponen un riesgo.

Además, cabe destacar que en la N-122 en el tramo de la recta de Coreses y en Montelarreina un 3% de los vehículos circula a más de 140km/h y en el radar de tramo de la N-122 en el periodo de confinamiento la media de la velocidad mínima ha pasado de 98 a 128 km/h y la velocidad máxima ha pasado de 138 a 145 km/h, algo que para resulta “muy preocupante”.

No obstante, las denuncias en este radar de tramo han disminuido considerablemente según los últimos datos disponibles de febrero con un total de 218 denuncias frente a las 5.000 que se interpusieron en el mes de agosto de 2019 haciendo que este sea un tramo más seguro.

Así, el jefe provincial de Tráfico ha señalado que habrá controles preventivos pero también selectivos haciendo especial hincapié en las carreteras en las que se producen más siniestros y los controles se realizarán con el objetivo de verificar el cumplimiento de la ley y como una medida disuasoria.

Por ello habrá controles estacionarios de vehículos de la Guardia Civil parados en las carreteras, pero también de carácter dinámico con el cinemómetro en vehículos en movimiento en un despliegue durante las mañanas, tardes e incluso las noches.

Hay que señalar que este fin de semana se ha reducido en un 10% la movilidad respecto al mismo periodo del año anterior con un total de 16 accidentes en los que ha habido un herido grave y otro leve, siendo 17 accidentes menos que en este periodo durante el año anterior en el que se produjeron un total de 33.

Blanco ha destacado que es la primera campaña que se realiza después del confinamiento recordando que el exceso de velocidad “nos puede llevar a la cárcel” si superamos en 80km/h el límite establecido en vías interurbanas y en 60km/h en vías urbanas, pero además ha incidido en que “este país y Zamora no puede soportar una muerte más”, añadiendo que “cualquier muerte que se produzca en las carreteras de la provincia nos angustia muchísimo”.

Además, el subdelegado ha hecho hincapié en que la velocidad es la segunda causa de accidentes y habría un 25% menos de siniestros si fuéramos a la velocidad indicada.

Por su parte, Eduardo Polo ha señalado además que el exceso de velocidad es la conducta ilegal menos reprochada socialmente y está asumida como algo normal cuando este hecho supone el 40% de las denuncias que se interponen.

Angel blanco subdelegado


Campau00f1a velocidad



Comentarios