miércoles. 25.11.2020 |
El tiempo

El zamorano David Ferrero convierte su lucha contra el cáncer en una batalla para la prevención

El zamorano David Ferrero convierte su lucha contra el cáncer en una batalla para la prevención
El zamorano David Ferrero convierte su lucha contra el cáncer en una batalla para la prevención

"No dejemos que se olvide que lo más importante para el cáncer es el diagnóstico precoz", asegura el joven, quien busca concienciar de la importancia que tiene detectar rápidamente esta enfermedad para salvar vidas

"Soy David y estoy finalizando mi lucha contra el linfoma", así comienza el mensaje de concienciación de David Ferrero, un joven zamorano que quiere convertir su lucha frente a la enfemerdad en un momento que sirva para concienciar a la población sobre la importancia de la prevención precoz.

Ferrero, de tan solo 27 años, se encontraba residiendo en Reino Unido, país donde estaba trabajando hasta el confinamiento. En ese momento comenzó a sentir dolores de abdomen, pero no le dio mayor importancia y no acudió al centro sanitario pues, como él mismo asegura "el colapso de los hospitales y que no tenía un médico asignado en el Reino Unido" le llevaron a tomar esa decisión.

Sin embargo, los dolores fueron creciendo, lo que obligó al joven a acudir a urgencias debido a que el dolor se prolongaba durante todo el día. "En ese momento me dijeron que era una apendicitis y me operaron. Al abrirme vieron que no solo tenía el apéndice inflamado si no otras zonas de al rededor. Me tuvieron que extirpar el ciego y una parte del colon. Además, me quitaron dos pequeños tumores en el intestino delgado. Me cogieron muestras de todo para analizarlas", explica Ferrero, quien fue diagnosticado con un linfoma de Burkitt, un cáncer que ataca al sistema linfático, los riñones y el intestino, y además se caracteriza por su rápido crecimiento.

Tras conocer el resultado, David Ferrero decidió regresar a casa para no estar solo en esos duros momentos. "Antes de empezar el tratamiento, mis médicos en España no sabían que tipo de linfoma de Burkitt tenía, si uno más grave u otro más light, así que me trataron con un ciclo de quimioterapia muy fuerte, una auténtica bomba. Finalmente, nos informaron de que tenía un linfoma de Burkitt de células grandes (el light) y al haber recibido esa quimio tan fuerte. en la prueba de control PET me dijeron que ya no tenía nada, estaba limpio". 

Ahora, a la espera de saber si está completamente limpio del rastro de la enfermedad, David Ferrero quiere que su ejemplo sirva como concienciación para la prevención precoz del cáncer. "Igual que se hacen mamografías a todas las mujeres de más de 40 años, se debería poder hacer diferentes pruebas para otros tipos de cáncer y poder así detectar precozmente esta enfermedad", destaca este zamorano, quien ha lanzado una campaña de recogida de firmas para que se inviertan más recursos en la realización de pruebas de detección precoz del cáncer.

EkDAnw3XsAAyQcD



EiSluz2WoAA5UO9



Comentarios
Lo más