domingo. 22.04.2018 |
El tiempo

La electricidad inalámbrica, una realidad que podría estar en los hogares en 5 años

La electricidad inalámbrica, una realidad que podría estar en los hogares en 5 años

Los investigadores prevén que la fibra óptica actúe a corto plazo como elemento canalizador de la luz y que las ventanas de las viviendas funcionen como pequeñas centrales fotoeléctricas.

Los avances tecnológicos aplicados a la construcción dibujan un futuro cercano muy diferente al actual en el que la electricidad inalámbrica, la fibra óptica como elemento canalizador de la luz y las ventanas de las viviendas convertidas en pequeñas centrales fotoeléctricas serán una realidad. Así se explicó durante la semana en el Foro Internacional de la Construcción Eficiente.

“Dentro de cinco años se podrán ver viviendas en las que todos sus dispositivos eléctricos sean alimentados inalámbricamente. De hecho, una empresa norteamericana tiene muy avanzado su desarrollo en un prototipo. Esto supondrá, sobre todo, una gran ventaja para los usuarios”, se aseguró.

Además, se habló sobre el aprovechamiento energético como una de las claves en ese camino hacia la Construcción 4.0 en el que están trabajando los investigadores. En el ámbito de la nanofotónica –que estudia la captura, guía y manipulación de la luz– se ha referido a la integración arquitectónica que supondrán las ventanas convertidas, gracias a su pintura, en pequeñas centrales fotoeléctricas capaces de atrapar luz solar y convertirla en electricidad.

En el mismo Foro se hizo hincapié en el papel fundamental que va a tener la realidad virtual y además inteligente, en la que la recreación va a estar unida al manejo de los datos. “Hay que considerar la construcción como una industria. Una actividad que deja de ser artesanal para convertirse en un proceso industrial, en el que se abaraten los costes y se mejore la calidad”, ha indicado.

En el transcurso de las sesiones, en las que han participado 20 expertos, se ha analizado en qué grado y cómo se está transfiriendo el conocimiento desde los centros tecnológicos y las universidades a las empresas de la construcción, con el fin de que éstas puedas estar capacitadas para optar a las nuevas oportunidades de negocio que abren las tecnologías digitales en el mercado.

Comentarios