martes. 24.04.2018 |
El tiempo

Guarido se apoya en el aumento del presupuesto en servicios sociales para insistir que el Ayuntamiento “no está paralizado”

Guarido se apoya en el aumento del presupuesto en servicios sociales para insistir que el Ayuntamiento “no está paralizado”

“Lejos de paralizarse, para el próximo año está previsto que aumente el gasto social el 10% en términos globales, especialmente en la Ayuda a Domicilio que ha pasado de 1.000.000 de 2015 a 1.650.000 previstos para 2018, un porcentaje del 65%”, explica el Alcalde de Zamora, Francisco Guarido.

Francisco Guarido emitía este domingo un comunicado exponiendo que el aumento del 32,5% del presupuesto en los 3 años del equipo de gobierno actual en la totalidad de las partidas de servicios sociales demuestra “que tampoco está paralizado el Ayuntamiento”.

Según asegura el alcalde de la ciudad, se ha subido todas las partidas presupuestarias de servicios sociales, salvo la Teleasistencia, en 15.000 euros, “algo lógico cuando se ha aumentado la Ayuda a Domicilio en 600.000 euros desde 2015”.

En este sentido, Guarido expone que “este esfuerzo presupuestario ha sido acometido prácticamente en solitario por el Ayuntamiento de Zamora puesto que la Junta, que cofinancia parte de los servicios sociales y que ostenta la competencia de parte de ellos según la Ley de Sostenibilidad y Racionalización de las Administraciones Públicas, no las ha aumentado”.

Eso supone, según defiende el alcalde, que el Acuerdo Marco de Servicios Sociales se está incumpliendo en cuanto al porcentaje que cada Administración debe aportar para el mantenimiento del servicio, poniendo como ejemplo: “En el caso de la Ayuda a Domicilio la aportación económica del Ayuntamiento, que según el Acuerdo Marco debería ser del 10% frente al 90% de la Junta y sin embargo llegará al 50% municipal en 2018”.

Este aumento en el gasto social “es consecuencia de las necesidades de la población zamorana, cada vez más envejecida y más pobre”, explica Francisco Guarido, que añade: “Y es posible gracias a la política de austeridad en el gasto, y también al esfuerzo que todos los zamoranos hacen con sus impuestos que, aunque se han bajado en estos dos años de gobierno municipal suprimiendo la tasa de basuras en garajes y trasteros, y por lo que respecta al IBI se ha bajado el tipo de gravamen para neutralizar la subida catastral de los inmuebles, no deben ser objeto de la demagogia política de una oposición irresponsable del PP que cuando gobernaba los subió para pagar las deudas generadas por una política de despilfarro y propaganda, frente a la política de marcado carácter social actual”.

Comentarios