lunes. 10.12.2018 |
El tiempo

‘Carding’, ‘phishing’, ‘pharming’ y otros fraudes que puedes encontrarte en internet

‘Carding’, ‘phishing’, ‘pharming’ y otros fraudes que puedes encontrarte en internet

En los últimos años, ante el uso masivo de las tarjetas de crédito para realizar pagos y la normalización de las compras online, los ciberestafadores han ingeniado varias estrategias para engañarnos en nuestras transacciones.

1.- El carding, es decir, los cargos fraudulentos contra una tarjeta de crédito, de la que han obtenido las credenciales a través de otros procedimientos o por ataques a bases de datos de clientes de entidades o empresas. Una vez obtenidas esas credenciales, el estafador controla completamente la tarjeta para operar con ella libremente hasta que su titular original proceda a su anulación.

En la mayoría de los casos las credenciales se obtienen también al realizar transferencias electrónicas fraudulentas, que consiste en engañar a las víctimas con ofertas comerciales tan atractivas como falsas con el fin de conseguir los datos y claves bancarias o de tarjetas de crédito, pagos o transferencias indebidos, etc. Una vez que la víctima ha realizado la trasferencia a una cuenta controlada por la organización, desaparece todo rastro de los vendedores y, por supuesto, también del producto ofertado.

2.- El phishing es otro método utilizado por los ciberdelincuentes para suplantar la identidad de una empresa y engañar a sus víctimas. A través de correos electrónicos, que contienen una página web duplicada con apariencia legal (de bancos, organismos, empresas, etc.), la víctima -confiada de estar ante una página oficial-, proporcionará los datos que le solicitan y que posteriormente utilizarán para cometer la estafa. Las entidades bancarias, empresas u organismos oficiales nunca piden información de claves por correo electrónico. En caso de sufrir uno de estos ataques, se aconseja comunicarlo a la entidad o banco suplantado.

3.- El pharming consiste en suplantar el nombre de dominio (DNS) de una web legal, para reconducir al usuario víctima, a una página web falsa. Una vez en ella, el procedimiento para robar sus datos será igual que el anterior.

4.- El spamming o remisión masiva de mensajes no solicitados con ofertas publicitarias de cualquier tipo, avisos falsos, cupones descuento u otros ganchos lo más atractivos y creíbles posible. Por eso, desde los perfiles en redes sociales de la Policía Nacional se reitera no abrir correos de usuarios desconocidos y eliminarlos directamente y nunca clicar en enlaces acortados de procedencia dudosa.

5.- El Vishing y el SMishing son variantes del phishing. En el caso del Vishing en los que el engaño se produce induciendo a la víctima a llamar a un número de atención al cliente falso. En el SMishing la trampa se realiza a través de SMS´s.

Comentarios